226 Km en Arcones. Larry Pino

Escrito el: 20th agosto 2007 por AlasDeLeyre en PARAPENTE

Lo de que Arcones sea una zona excelente para hacer distancia, ya era ampliamente conocido por nuestros vecinos, las alas delta, pero un poco menos en nuestro mundillo del parapente. Quizás, por la mala fama de despegue ventoso que siempre ha pesado sobre él. Ya la liga centro utiliza con mucha frecuencia el despegue y hasta la liga norte se está animando y si analizamos las últimas semanas veremos la de kilómetros que nos está permitiendo Arcones. El sábado 21/07, en la liga norte, Akitxo y Miguel Solano volaron 170 kms aterrizando cerca de Calatayud, yo volé 150 kms aterrizando cerca del Moncayo. Miércoles 25/07, en la copa XC Halcones, Godo, D. Cubel (Bombero), Wilfred , Jesús Muelas y Guillermo de Armas volaron alrededor de 170 y en la liga nacional Halcones, el viernes 27, 6 personas casi completaron el recorrido propuesto de 200 kms.

Mi vuelo, una semana después,  fue sólo uno un poquito más largo que el resto  y que trataré de describir a continuación:

El jueves 2 por la mañana recibo una llamada de Godo diciendo “has visto las pedazo de previsiones que tenemos para el sábado…?.” Techos a 4500, buena calidad térmica y una componente de viento del oeste-suroeste, dejaban bien claro que el día tenía buen potencial. Lo primero fue elegir el despegue, pensamos en Piedrahita, pero la componente sur era más fuerte por allí, así que decidimos ir a la cara sur de Arcones (valle de Lozoya). Nos encontramos Godo, Sole, Leo, Carlos Cristóbal, Carlos Vaquero, Maite y yo a las 10:30 de la mañana en un bar en Lozoya para tomar el desayuno, allí nos organizamos para dejar algunos coches en el aterrizaje y subimos hacia el puerto de Navafría, para desde allí llegar a un pequeño despegue en el cortafuegos, apenas bajarnos del coche, vemos que el viento está muy de oeste/noroeste, llamamos a Ramón (hermano de Godo) quien nos dice que en Arcones el viento está enfrentado, así que a correr para allí (la logística de recogida se complicaría porque los coches se quedaron en Lozoya).  Llegamos al despegue y veo que los ánimos no están muy altos, la manga está un poco alegre, no hay nube y se observa un poco de calima (sinónimo de inversión), Godo, es el primero en echarse para atrás (después de tantos kilómetros volados en los últimos días, necesitaría un poco de descanso), Maite y Cecilio (que nos alcanza en el despegue) tampoco bajan sus parapentes del coche, Carlos Vaquero, es el primero en despegar y se encuentra viento un poco más cruzado de lo que indicaba la manga en el despegue, al salir, se encuentra un poco fugado y poco a poco empieza a perder altura hasta que se va a aterrizar. Yo despego y tras 5 minutos en la ladera trinco un buena térmica que me sube hasta 3000 mts, derivándome 5 kms hacia el puerto de Somosierra, Carlos Cristóbal, que despega justo después de mi, empieza a transitar hacia el este a la altura de la cresta (no lo vuelvo a ver en todo el vuelo, después me entero que aterrizó por los molinos de Ayllón). La transición hasta el puerto fue bastante fácil, me quedo girando un poco en el puerto para abrirme al llano pero no logro subir demasiado, el día todavía está flojo y las térmicas todavía están durmiendo, así que mi primera incursión al llano resulta poco efectiva dejándome a media altura debajo del bosque de Pinos que se encuentra a la altura de la Pinilla, allí me lance viento en cola a la ladera de Riaza teniendo que trabajar por 30 minutos hasta que pude sobrepasar la cresta con una pequeña burbuja de 1 m/s que me fue derivando a la sierra de Ayllón un poco bajo. Conforme iba girando cuanta cosa se me atravesaba para mantenerme volando, iba observando como se formaban unas pequeñas condensaciones al sur de los molinos de Ayllón, así que tan pronto como pude asegurar un mínimo de altura me fui a por ellas y la decisión fue acertada, al poco tiempo estaba girando un +4 m/s que me dejo a 3600 mts y con varias nubecitas por delante que indicaban la dirección a seguir. Los siguientes 30 kms fueron sencillos, mucha altura, viento totalmente de cola y térmicas por todos lados, que bien, estaba debajo de la convergencia J. Pero lo bueno no suele durar demasiado, a la altura de Alto del Rey (es el final de la llamada sierra pobre de Madrid, 40 kms al norte de La Muela) la convergencia tomaba un giro imprevisto, se iba hacia el norte, yo no quería volar hacía allí porque no quería encontrarme más adelante con el Cierzo, viento norte que se canaliza por el valle del Ebro, me había propuesto volar más hacia el sur para tratar de hacer más distancia, así que me salí de la convergencia esperando poder seguir transitando por el llano azul pero con viento de cola… Que gran error{mospagebreak}, todo era descendencia, quedé bajo con poca térmica, muy rota y sin ninguna clase de apoyo, estaba claro que tenía que regresar, pero mi situación era muy delicada, pise mi acelerador con la esperanza de poder alcanzar unas pequeñas nubes que se estaban formando a 3 kms de donde yo me encontraba, pero el – 5m/s constante que cogí me estaba llevando irremediablemente al suelo a 100 mts del terreno la alarma de descenso de mi vario ya no pitaba pero tampoco subía, estaba desesperado, me veía ya aterrizado, en una maniobra desesperada me lanzo hacia 2 pequeñas muelas ( de menos de 20 mts de altura) para ver si tenía algo de suerte y pum el vario pita, estoy a menos de 30 metros para aterrizar,  doy una vuelta y el vario perezosamente me avisa que allí hay algo, siento el calor sofocante del suelo, pero la térmica no ha reventado todavía, me dejo derivar en ese cero por 1 km y sólo gano 50 mts, veo unos buitres que empiezan a girar, delante de mi, piso el acelerador y pierdo lo poco que había ganado pero estoy otra vez subiendo, me dejo derivar otra vez y recupero los 50 mts perdidos pero la burbuja se acaba, pánico, que hago, viento en cola a buscar la térmica del único pueblo vecino, consigo algo girable, pero no logro recuperar altura, veo otros buitres a mi derecha pero están muy lejos, no tengo otra opción me voy hacia ellos, encuentro algo más que me permite seguir volando aunque voy perdiendo las esperanzas de poder remontar, el valle en donde me encontraba terminaba en una pequeña ladera de 50 mts de altura que daba lugar a un llano más alto, estoy por debajo del altiplano, me voy viento en cola a la laderita esperando en el milagro, nada, con el rabito del ojo veo que a mi izquierda una golondrina está subiendo, giro bruscamente y sí, el vario pita, un 1,5 m/s qué alegría, empiezo a subir y la térmica toma fuerza, voy ganando metros, la temperatura empieza a bajar, ya no estoy sofocado (no se si era por el calor ambiental o por el calor que estaba generando yo) aseguro unos 1000 mts y me voy en busca de una buena nube en formación que tenía delante, al principio empiezo a caer bruscamente y pongo en tela de juicio mi decisión, pero pronto me encontraría en un 5 m/s que me llevaría otra vez por encima de los 3500 mts. El vuelo estaba empezando para mi, tuve muchísima suerte, había podido sobrevivir por casi 20 minutos con menos de 100 mts de altura y ahora me encontraba con un cielo precioso, nubes por doquier, muy alto y con toda la tarde por delante, quien sabe… quizás pueda pasar los 170 kms que necesitaba para ganarle a Godo en la liga de distancia J aunque la media hasta el momento había sido muy baja, llevo 4 horas de vuelo y tan sólo van 87 kms, menos de 22 kms/h. Ahora tengo nubes por doquier así que no tengo problemas en escoger rumbo y me voy completamente viento en cola en busca de las siguientes nubes, las transiciones rinden, mi GPS marca puntas de 66 kms/h, hay descendencias fuertes pero con buena térmica esperándote en la siguiente nube. El tiempo pasa y todavía estoy volando, buena señal, me mantengo por encima de los 2000 mts, la última vez que estuve bajo lo pase mal, paso la nacional II a la altura de Medinaceli y me encuentro con una zona complicada, el terreno es bastante irregular, boscoso y pocos pueblos en donde refugiarse si tuviese que aterrizar, así que trato de coger la mayor altura posible (aunque no logro pasar de los 3000 mts), a lo lejos veo una buena nube en formación y un pueblito como garantía así que me lanzo{mospagebreak} pillo una fuerte descendencia, me acerco a la nube y nada, a lo lejos se ve una calle de nubes maravillosa, si logro llegar allí estoy hecho, finalmente el vario pita con fuerza y me lleva a 3300, 15 kms me separan de la mejor calle de nubes que he visto en mucho tiempo, así que no quiero cagarla, empiezo la transición a la primera nube y consigo un +1 m/s que me pongo a girar,  quizás hay algo más fuerte más adelante, pero quiero asegurar altura, subo por 20 minutos hasta que alcanzo mi mejor altura del día 4200 mts todavía puedo seguir subiendo pero el día se acaba y tengo el infinito por delante, ahora sí que voy rápido picos de 78 kms/h, no pierdo altura, todo lo contrarío, llego a subir hasta los 4500 pero después de 7 horas de vuelo el hambre, la deshidratación y a la altura que me encontraba, me empieza un dolor de cabeza infernal (posiblemente un poco de hipoxia), además que el frío en las manos se hace insoportable, así que ya no giro más, espero poder conseguir alguna térmica a alturas más bajas, así que salgo de la calle de nubes sin subir los 600 mts  que tengo hasta la base y empiezo lo que sería mi planeo final 35 kilómetros, 40 minutos de vuelo, apunto al pueblito más grande que tenía en el horizonte, Pancrudo en la provincia de Teruel, para un total de 7 horas 45 minutos de vuelo, 228,1 kms en línea recta y 255,6 kms distancia optimizada (OLC) lo que sería el mejor vuelo en parapente del año en España. Quiero agradecer la amabilidad de la gente de Pancrudo por su hospitalidad y sobre todo a mi chica (Maite), que este año ha tenido que trabajar horas extras conduciendo por los lugares más remotos de la geografía española, quién dijo que no se hace turismo con el parapente. Para quien esté interesado en ver el vuelo se encuentra en http://www.onlinecontest.org/olc-2.0/para/flightinfo.html?flightId=918924304 ohttp://www.xcontest.org/spain/vuelos/detalles:lapino/4.8.2007/11:03 Hasta la próxima….

 

  1. parapentemoa dice:

    Admirable proeza.
    La narración es muy viva.
    Se vive el vuelo como en tu silla.
    Adelante con tremendos vuelos…

    parapentemoa@gmail.com

    https://youtu.be/26KhDg7_NIE
    https://youtu.be/YbytalpB3Sw

    http://parapentemoa.cubava.cu/category/avance/